El blog de Elisa Bayo

Mi tía Angustias (III)

Posted in Sin categoría by Elisa Bayo on 5 febrero 2014

Otros menesteres me impiden dedicarle más tiempo a estos escritos pero no quería retrasar más la exposición aquí de un término muy empleado por mi tía Angustias a la hora de conjugar en una sola palabra las cualidades de una persona que,  mis queridísimos lectores (esto de escribir desde la distancia me hace poner estás expresiones atontás, perdonad), os invito a emplear: Tratable. Principalmente, mi tía usa este adjetivo para calificar al novio de la sobrina, resobrina y sobrina del farmacéutico, cuando el sujeto en cuestión no es ni muy alto ni muy guapo (o, más adecuadamente, “bien parecido”). Es tratable. Eso sí, el muchacho tiene que sonreír e interesarse por su estado de salud y darle conversación. Y ya, si le ofrece el brazo para dar un paseo por Carretería, entonces es muy tratable. 

No os quiero confundir, que en el podio de preferencias de mi tía en primer lugar están los altos  y después los guapos. La medalla de bronce es para los tratables. Le encanta que le presenten a un buen mozo, levantar la cabeza como si estuviera al pie del Everest y ajustarse las gafas tratando de comprobar que, efectivamente, el nuevo miembro de la familia suya o de la del farmacéutico podría pegarse en la cabeza con la lámpara de su comedor. Si no llega a torozarse el cuello, entonces trata de calibrar su belleza (ya sabéis, sin esos morros ni esas pelambreras que llevan ahora los tíos que parecen unos monos que asustan). 

“Tía, ¿Qué tal es el novio de la Yesi?” “Uy, muy tratable”. Eso quiere decir que no es alto ni guapo. 

“¿Has conocido ya al novio de la Laura?” “Sí, no veas qué alto es. Es altísimo”. No importa ya lo demás. 

Su hermana, mi abuela Petra, también utilizaba el término para referirse a los novios incluso de las nietas de su consuegra, es decir, mis primas. Entre los más tratables estaba Alfredo, el novio de mi prima Yolanda que además es muy alto y guapo (guapo de los de como Dios manda, claro, no con esos morros que salen en la tele) y tiene un hermano cardiólogo  clavadico a él que la trató de la angina de pecho y de no sé qué más. “Oye, es que era verle entrar por la puerta y me parecía que estaba viendo a Alfredo” decía mi abuela. “Qué tratable es el muchacho este también. Aunque es más tratable Alfredo”. Vamos, que mi abuela estaba en el hospital más contenta que unas castañuelas: alto, guapo, tratable y, como quien dice, de la familia. 

La verdad es que, aparte de mi tía y mi abuela, no he oído a nadie más referirse así a los tratables. Seguro que ahora podéis pensar en qué novios hay en vuestras familias que lo sean. Y tú, ¿crees que eres tratable? 

Anuncios

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. d:D´ said, on 6 febrero 2014 at 11:19

    Me encantan los términos empleados (que no con trabajo) por tu tía. Cuánto me hubiera gustado conocerla; seguro que era muy tratable o más…
    Menos mal que mi altura está por encima de la media, así que ya tengo un punto más a favor de la medalla por encima del bronce. Por otro lado, con la plata me conformo pues aunque sobrepaso el metro ochenta, me falta un pelo para tomar café con una nube…de leche. La leche con tu tía, me encantan sus usos y costumbres y, aunque, no son habituales sus acepciones me parecen del todo acertadas y muy castellanas o más bien locales, propias. Lo veo así y con cierta consternación por la pérdida de tan gratas palabras que con el tiempo llegarán a perderse por otras nuevas nacidas de un joven vulgo (no confundir con joven bulbo, ni del raquídeo… :)))´ ) que usa más las onomatopeyas del tipo sajón que ésas. Como esa variación de trozo, torozar, trocear y por lo tanto romper…
    También me parecen estupendas esas otras expresiones para los diminutivos, clavadico, que por expansión fue produciendo en muchas comarcas por donde fueron bajando o yendo y viniendo aquellos que emigraron desde otras más la norte.
    Lo dicho, conocer y departir con tu tía hubiera sido todo un gustazo ya que la menos sí cumplimos con una de las más importantes características que a ella le parecían muy adecuadas.
    Breves saludos :)´


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: