El blog de Elisa Bayo

Serranos C.N.I.

Posted in Having a bath by Elisa Bayo on 26 julio 2009

Desde que en esta misma sección fuera destapado el verdadero origen del espionaje internacional en el artículo titulado “Serranas 007”, una servidora ha recibido decenas de mensajes con airadas quejas sobre el sesgo y la falta de objetividad en mi relato. Ante tal aluvión de reclamaciones, me veo en la obligación de sacar a la luz pública datos pertenecientes a documentos de alto secreto redactados por altos mandos de las altas esferas de la alta seguridad de los altares de la altas instituciones civiles, militares y religiosas.

Si a las abuelas serranas conquenses se les debe el honorable servicio de entrenamiento de los espías ingleses en los últimos setenta años, no menos loable es el trabajo desempeñado por sus maridos, objetos y complementos de un complejísimo sistema que ahorma disciplinas, como la geoestrategia, las telecomunicaciones y la nanotecnología, gracias a las cuales sus esposas han podido poner sus conocimientos a disposición de la Corona Británica y, a la vez, mantener limpia la casa propia y criar a su prole.

Si a los consortes no les ha llegado el reconocimiento, ha sido porque siempre han trabajado a la sombra, principalmente, del olmo de la plaza del pueblo. Allí se sientan ellos cada tarde en el bordillo del escalón más alto -es que si no la curcusilla se resiente-, en fila, en silencio y en posición contemplativa. ¿Tomando el fresco? No señor: Transmitiendo información. Las boinas, con sus rabillos, enmascaran en realidad sofisticadas antenas parabólicas emisoras y receptoras de los mensajes que posteriormente emplearán sus esposas. También las garrotas forman parte del equipo logístico. La mayoría de abueletes pertenece al C.E.B. (Club Europeo de Breakdance) pero sólo lo bailan en la intimidad. En público, no se despegan del bastón convertible en antena, pértiga, rifle, paraguas y gusiluz. A este kit debemos añadir el sonotone, un aparato auditivo regulable para captar incluso las conversaciones mantenidas en los confesionarios.

Debido a la discreción que requieren sus movimientos y, para minimizar riesgos, el centro de operaciones de estos agentes no se limita a un único núcleo, sino que se divide entre la estación de autobuses y “el médico”. En el segundo de los casos, emplean excusas como “voy a medirme la azúcar”, “hoy toca sintrón” y “me seán acabao las pastillas de la reuma” para reunirse en la sala de espera del centro de salud y ejecutar los controles técnicos semanales.

Pero si por algo destacan a la hora de apoyar cualquier operación de las Serranas 007, esto es por pertenecer al mejor cuerpo de geoestrategas del mundo. Ni la geografía, ni la orografía y mucho menos la cartografía guardan secreto alguno para ellos. Conocen cada prao, piazo, linde, mojón, era, vereda y ribazo de la comarca como si lo hubieran parido. Y cada vez que comienza una obra en el pueblo estudian los metros de superficie, altura y profundidad del edificio. Durante su construcción, inspeccionan cada ladrillo y lo comparan con las obras de alrededor: “Pos a mí me paece que la casa de Aurelio tié que echar las luces al otro lao”. Y a continuación, inician el repaso palmo a palmo de las estancias y ventanas del conjunto arquitectónico analizando qué visillos quedarían a juego.

Sin embargo, ellos se muestran cada vez más cansados por culpa del nulo reconocimiento social y por el obsoleto equipamiento de camuflaje que les obligan a llevar. Les encanta la metrosexualidad pero no les dejan practicarla. Después de probar distintos métodos para desarrollar los objetivos telescópicos y captar imágenes de alta definición, el mejor sistema de todos ha resultado ser la C.J., es decir, el entrecejo, una visera natural y peluda que ni la tecnología oriental ha logrado superar. Hoy día, la gran calidad del enfoque conseguido y, consecuentemente, la nitidez de las fotografías, impiden a estos hombres sacar las pinzas depilatorias y acabar con este símbolo empleado, erróneamente, como ofensivo distintivo de paleto. Nada más lejos de la realidad. Las mentes pensantes, los hombres más inteligentes de España, proceden siempre de los pueblos de Cuenca. Tanto es así, que el Gobierno ha puesto al frente del Centro Nacional de Inteligencia (C.N.I.), más conocido aquí como Cuenca Natural Intelligence -por eso de darle el toque internacional- a un conquense. Hay grandes esperanzas depositadas sobre este señor para modernizar los métodos de trabajo. Confían en que antes de acabar la legislatura y, pese a la crisis, compre cera tibia aromatizada para sus subordinados ¿O no es un derecho constitucional tener dos cejas?

Anuncios

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. rosi said, on 29 diciembre 2009 at 23:36

    jajajaja, es buenísimo!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! pero eso ya lo sabes


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: